Geología

En San Lorenzo de El Escorial se identifican dos zonas diferenciadas por los tipos de rocas que presentan.

  • Rocas metamórficas. Abarcan la mayor parte del término municipal y están constituidas por materiales ígneos y metamórficos procedentes de la deformación y meteorización de los materiales del zócalo hercínico. Esta zona está formada por afloramientos de rocas graníticas hercínicas que se intruyen sobre los materiales metamórfico, y por metasedimentos (esquistos, paraneises y rocas calcosilicatadas y carbonatadas fuertemente deformadas y recristalizadas). Dentro de las Rocas metamórficas encontramos metasedimentos, rocas ígneas pre-hercínicas y rocas ígneas hercínicas.
    • Metasedimentos del Dominio de El Escorial. Se corresponden con depósitos de Esquistos y paraneises que aparecen al Oeste de la M-600, en la zona denominada como La Pizarra. Son rocas oscuras de grano constituidas por cuarzo, biotita, cordierita, feldespato potásico y plagioclasas.
    • Rocas prehercínicas. Entre los que encontramos:
      • Ortoneises glandulares graníticos. Son las rocas metamórficas más abundantes de la zona, y junto con los leuconeises, constituyen los materiales ígneos pre-hercínicos existentes en el municipio. Se presentan como una serie de intrusiones graníticas pre-hercínicas, cuya cronología es confusa. Estos depósitos, que irían desde el Cerro de la Cancha, en el extremo Suroeste del término municipal, hasta el área en el que la carretera M-600 entra en el municipio, conforman los materiales con mayor representación de todo el término municipal, ocupando toda la zona del Pinar de Abantos, Solanas de la Penosilla, Enmedio y de las Cebadillas, y el área de la Umbrías de las Raíces.
      • Granitos biotíticos de grano medio a grueso. Tipo El Pendolero-Peguerinos. Localizados en el extremo noroccidental del municipio, en el enclave de Cuelgamuros y al Norte del Arroyo del Boquerón, son afloramientos que rodean al siguiente grupo de Adamellitas y que presentan un grado de meteorización muy importante.
      • Adamellitas biotíticas porfídicas de grano medio. Tipo Atalaya Real. Situadas en la zona del río Guadarrama , en el área de El Chaparral, aparecen recubiertas por depósitos Cuaternarios y suelos que, aunque de potencia muy reducida, no permiten visualizar grandes extensiones de estas rocas graníticas.
      • Adamellitas biotíticas de grano medio. Tipo Zarazalejo-Valdemorillo. Se distribuyen por el área de La Herrería, Casas de Puerta Verde, El Jaral y pequeños enclaves de El Campillo, dejando paso a los afloramientos de rocas ígneas prehercínicas a partir de una línea imaginaria que se correspondería con la carretera M-600.
      • Depósitos neógenos. Pequeño enclave que se apoya sobre sedimentos Paleógenos (conglomerados), y que en la zona de estudio quedan constituidos por Bloques y cantos de granitos y gneises.
      • Bloques y cantos de granitos y gneises. En el término municipal de San Lorenzo de El Escorial, se sitúan en la zona donde se asienta el casco urbano, el Monasterio y la Urbanización de Los Escoriales.
  • Depósitos pleistocenos y holocenos. Situados en la parte más nororiental del término municipal, sobre la que discurre el río Guadarrama. Se trata de materiales que forman los depósitos cuaternarios relacionados con el desarrollo de la red hidrográfica actual y con procesos de erosión diferencial de las zonas graníticas. Se encuentran muestras abundantes a lo largo del río Guadarrama y de los diferentes arroyos que surcan el territorio municipal, así como en todo el sector suroriental del municipio, en la zona sobre la que se localiza el Campo de golf de La Herrería, en el valle de los Arroyos de el Batán y de la Casla, al Norte de la carretera M-505. En este tipo se diferencian los depósitos Pleistocenos de Cantos, gravas y arenas (Terrazas), arenas y limos (Charcas) y cantos, gravas y arenas (fluviales y Fondos de valle).
    • Cantos, gravas y arenas (Terrazas). Se localizan en el extremo más noxoriental del término municipal, entre los Arroyos Guatel primero y segundo, y pertenecen al nivel de terrazas del río Guadarrama. Aparecen constituidas por cantos, gravas y arenas de naturaleza ígnea y metamórfica de alto grado (granitos, gneises y cuarzo), arcósicas y alimentadas por el producto de la erosión del zócalo hercínico y de los sedimentos terciarios sobre los que se instalan.
    • Cantos, bloques, arenas y limos (Aluvial y coluvial). Situados al Este de la carretera M-600 , en la zona de El Campillo, en la zona donde se localiza el Hospital y la Academia de Policía, y junto al Arroyo del Batán, entre la M-S05 y el casco urbano (donde se ubica el Campo de Golf). Se localizan en los márgenes de los cursos fluviales y se relacionan con depósitos de tipo periglaciar.
    • Arenas y limos (Charcas-Navas). Están constituidos por depósitos mixtos de granulometría fina que se ubican en áreas deprimidas y mal drenadas. En la actualidad, algunas de ellas son funcionales mientras que otras se remontan a épocas pleistocenas más frías. Se localizan en el extremo nororiental del término municipal, al Norte del río Guadarrama, en el área de Los Negrales.
    • Cantos, gravas y arenas (Aluviales y tondos de valle). Constituidos por sedimentos ligados a cursos fluviales (estacionales o no) de naturaleza poligénica (granitos, gneises, cuarzo, etc.) y granulometría muy heterogénea. Su localización se corresponde principalmente con los cauces del río Guadarrama, y de los arroyos de los Guateles Primero y segundo) y del Batán.

Redimensionar imagen
Vivo en la cerca