Skip to content

Gerda Taro

Posted in Personajes

Con motivo del ochenta aniversario de la muerte de la fotógrafa Gerda Taro (Stuttgart, Alemania, 1 de agosto de 1910 – El Escorial, España, 26 de julio de 1937), quien estuvo fotografiando la batalla de Brunete y en la que un carro de combate republicano chocó contra el automóvil que la transportaba, causándole heridas que le producirían la muerte horas después, FV (Foto-Vídeo Actualidad), la revista decana de la prensa impresa fotográfica en España, ha publicado un artículo especial conmemorativo en el que se identifica de forma inequívoca el hospital de El Escorial donde murió el 26 de julio de 1937, así como otros hechos relacionados con su muerte.

Hasta ahora, tomando como fuente el libro Gerda Taro, Fotoreporterin de la investigadora alemana Irme Schaber, se había indicado erróneamente como lugar de su fallecimiento el “hospital el Goloso de El Escorial”. Gracias a las investigaciones de la revista FV, se ha podido establecer que Gerda Taro murió en el hospital número II de El Escorial, conocido como hospital inglés, que se encontraba en el seminario San José de los Sagrados Corazones de esta localidad madrileña.

El edificio original, erigido en los años veinte, fue posteriormente demolido para dar paso a una construcción moderna a finales de los años sesenta. Actualmente, el nuevo edificio es una casa para ejercicios espirituales de esta congregación. Se encuentra situado en el número 12 de la avenida de los Reyes Católicos de El Escorial.

José Pérez. Fasebook. Grupo: San Lorenzo de El Escorial yLeal Villa de El Escorial. 19/01/2018

El post hace referencia al siguiente artículo:

http://www.eldiario.es/cultura/mostrar-primera-fotoperiodista-Gerda-Taro_0_731076999.html

La imagen que podría mostrar por primera vez el cadáver de la fotoperiodista de guerra Gerda Taro

Un exmilitar británico publica, sin saberlo, una foto de su padre en la que aparece el cuerpo de una mujer que podría ser Gerda Taro, la primera fotoperiodista que murió cubriendo una guerra.

Gerda Taro trabajaba con André Friedman y ambos firmaban con el seudónimo Robert Capa, sin que se sepa qué fotos correspondían a él y cuáles a ella.

Gerda Taro
Gerda Taro

Gerda Taro murió el 26 de julio de 1937, mientras volvía de la batalla de Brunete en la Guerra Civil española. Cayó de su carro, un tanque la atropelló y provocó la primera muerte de una fotoperiodista en una guerra, pero no había imágenes que documentaran ese fallecimiento. Hasta ahora.

Un exmilitar británico, John Kiszely, publicó esta semana en Twitter una foto de su padre, que fue médico de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil, tal y como ha recogido Univision Noticias. “Acabo de desenterrar esta foto de un joven médico de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil española, en 1937: mi padre”, dijo Kiszely, sin reparar inicialmente en el cuerpo al que atendía el doctor.

Fue un usuario de Twitter quien le respondió diciéndole: “John, creo que la mujer es Gerda Taro, la pareja del mítico fotógrafo Robert Capa. Murió cuando su coche chocó con un tanque mientras volvía de la Batalla de Brunete el 26 de julio de 1937. ¿Puede ser?”. Entonces Kiszely respondió: “Sí. Detrás de la foto está escrito ‘Mrs. Frank Capa, Brunete’. ¡Buen trabajo de detective!”. Dos días después, el exmilitar publicó esa anotación.

Gerda Taro nació como Gerda Pohorylle en Alemania en 1910, de origen judío, y en 1933 huyó de su país a París. Allí conoció al fotógrafo húngaro André Friedman, se convirtió en su asistente y crearon el seudónimo Robert Capa, con el que firmaban trabajos de ambos.

La pareja documentó con sus impactantes imágenes la Guerra Civil española, sin que se pueda distinguir cuáles hizo él y cuáles son de ella. Cuando se distanciaron, Friedman siguió firmando como Robert Capa, mientras que Gerda Pohorylle adoptó el seudónimo de Gerda Taro. Fue una de las pocas mujeres fotoperiodistas en cubrir una guerra y la primera que murió en el frente, pero no podemos saber cuáles de las míticas imágenes atribuidas a Robert Capa fueron capturadas por ella.

 

 

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Font Resize