Skip to content

La princesa de Éboli

Posted in Cine

Los clásicos siempre identificarán a la tuerta con parche Ana de Mendoza con los rasgos de Olivia de Havilland, que vino a España para rodar La princesa de Éboli, a las órdenes de Terence Young, en 1953. Con Paul Scofield (un grande del teatro británico) como Felipe II y con Christopher Lee en uno de los papeles secundarios, la película se filmó en El Escorial y en el Alcázar de Segovia, que representaba el palacio de los Duques de Pastrana. Aunque lo que más perdurará de aquel rodaje quizá sean los problemas de censura con la entonces España de Franco, que derivaron en la realización de dos versiones: una, la internacional, y otra, la de aquí, ya que la novela en la que se basaba, That lady, de la irlandesa Kate O’Brien, fue considerada por el régimen como “una apología de la leyenda negra antiespañola”, en la que, además, Felipe II era algo así como el villano de la historia.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Font Resize