Skip to content

Sillería del coro de la Iglesia Vieja

Posted in Escultura

En la Iglesia Vieja también está la sillería de coro, que realizó el
escultor Rafael de León, de cuya actividad hay noticias entre 1553
y 1594, aproximadamente
20
. De probable origen francés, pero
afincado largos años en Toledo, Rafael de León fue artista de reconocido
prestigio en su tiempo, ya que se encargó de realizar la sillería
del monasterio de San Martín de Valdeíglesias (Madrid), que
hoy se conserva, en la catedral de Murcia y que concluyó en 1569, y
también la del monasterio madrileño de las Descalzas Reales. A
principios de diciembre de 1569, León concertó la hechura de las
cincuenta y una sillas del coro escurialense, que habrían de estar
realizadas en un plazo de nueve meses antes de la fiesta de San Miguel
de 1570. La decoración escultórica sería muy breve, contando
tan sólo con algunos serafines, a excepción de la silla del prior que
tendría “en el respaldar una figura de medio relieve del santo que le
ordenaren”
21
. Posiblemente, este relieve será el de San Jerónimo
penitente que se encuentra hoy en una silla situada a la derecha de
la prioral, resultando un tanto mediocre de calidad, pero bastante en
línea con las que decoran la sillería que hoy guarda la catedral
murciana. Años más tarde, entre 1591 y 1592, Martín de Gamboa,
el mismo artista que haría en 1596 el perdido retablo y custodia de
la iglesia parroquial de San Bernabé de El Escorial, se encargó de
trasladar las sillas del coro desde la parte alta a la baja del mismo
recinto “aderezando lo que fue necesario en estas sillas”
22
, por lo
que hizo entonces un relieve de San Lorenzo, situado hoy a la izquierda
de la silla prioral, así como varias cabezas de serafines y

cinco mascarones, además de otras composturas. También se había
comprometido Rafael de León en 1571 a realizar para este mismo
coro un facistol que tendría el pie triangulado con tres leones y
“con unas máscaras labradas al romano y cubierto de tallas”, ostentando
en la parte superior “una pieza quadrada labrada de talla de
poco más de media vara sobre la que va una figura de nuestro señor
san Lorenzo de tres pies de alto” ; pero de esta pieza no hay referencias
actuales en el monasterio, aunque no debió de desaparecer
hace mucho tiempo por cuanto algunos monjes agustinos tenían
memoria de su existencia todavía hace pocos años.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Font Resize